EE. UU 1-877-407-5847 | México 01-800-288-2243 | Internacional 1-812-671-9757
  • author-index
  • Seis secretos para escribir con éxito

    1. Escribe con el corazón. Esto es un cliché pero realmente no hay otra manera de decir que tienes que ser apasionado cuando escribas. Como escritor debes confiar en tu creatividad instintiva y escribir desde tu pasión. Cuando tú mismo no valoras lo que creas, ¿por qué lo va a hacer otra persona? Perseguir una moda no te resultará ya que hacer el esfuerzo de vender siguiendo algo que no te sale de dentro, es un peligro cuando se presenten obstáculos, y abandonarás rápido tus esfuerzos. Cuanto pones tu alma y te esfuerzas en lo que estás trabajando, lo sentirás como un descubrimiento personal más que como un trabajo por fama o dinero. Incluso cuando sigues una moda, asegúrate de que tus escritos lleven tu propio estilo aún cuando te contraten para escribir, deja tu sello en todo. Cuando tienes pasión, el proceso artístico se convierte en algo más enriquecedor y te lleva a hacer cosas excelentes.
    2. Da la bienvenida a nuevas ideas. No olvides divertirte. Mira alrededor tuyo y dibuja ideas hasta de las experiencias más sencillas. Una gran historia está compuesta por pequeñas historias. Desata tu creatividad dejando atrás tus inhibiciones y no te preocupes por las reglas. Tu universo personal está esperándote. Un texto fresco e inventivo será más probable que venda, que satisfaga y te haga crecer como artista.
    3. No te agobies e ignora tus pensamientos perturbadores. Escribir un texto no es tan complejo como parece. Raramente tenemos percepciones certeras de lo que estamos realmente consiguiendo. Es totalmente injusto criticar tus dotes de navegación cuando haces un viaje a un territorio desconocido. Intenta no desmoralizarte. No te critiques por tomar el rumbo incorrecto, porque el tiempo te está haciendo ir más despacio o por no tener suministros. No existe una ruta mala cuando estás en el viaje del descubrimiento. Simplemente, ¡continúa! Mira los bocetos de textos anteriores para guiarte, hasta que encuentres firmemente lo que te gusta. Cuando llegues al Océanos Pacífico, tu texto estará acabado. ¡Celébralo! Siguiente paso, date cuenta de lo que has conseguido y pon la brújula en dirección al puerto donde embarcar a tus lectores.
    4. Nunca estás demasiado ocupado para escribir. Deja de postergar. Escribe al menos una línea al día, requiere poca exigencia y es fácil de llevarlo a cabo. Haz el esfuerzo de abrir tus archivos y escribe al menos una cantidad de trabajo que no te suponga mucho. ¡Una línea! Mantiene tu mente despierta incluso en un día repleto de prisas y bullicio. Así, día a día lo irás internalizando como parte de tu ajetreada vida y llegará el día en que no lo tengas ni que pensar, te salga inconscientemente, vayas a escribir “al menos una línea” y te encuentres con un torrente de pensamientos manando de ti.
    5. Ten cuidado con quien compartes tu trabajo. Es mejor no enseñar el primer boceto al todo el mundo. Mejor compartirlo con gente de confianza que sea empática y que entienda el proceso creativo, como una matrona. Personas sensibles que quieran ayudarte a superar el esfuerzo inicial del crecimiento creativo sin hacer demandas sobre qué deberías ser. Las matronas ayudan a los niños a crecer con comentarios comprensivos y de apoyo, y así se vuelven lo suficientemente fuertes para encarar el mundo real al que deben despegar.
    6. Confía en tu cerebro para resolver tus problemas. Es normal no tener todas las soluciones de una. Tómate un descanso cuando agarres una libreta. Dormirte en ella, ¡funciona! Cuéntate a ti mismo que simplemente estás jugando, no te crees grandes expectativas, muchas de las mejores ideas nacen en la ducha. Usar tus músculos también ayuda a liberar tu mente. Todo el arte se crea de la base de los descubrimientos de otros. Algunas veces es bueno ver películas que puedan inspirarte te ayudarán a que te salgan ideas de rebote que podrás aplicar de una manera completamente diferente y genial.