EE. UU 1-877-407-5847 | México 01-800-288-2243 | Internacional 1-812-671-9757
  • Cómo Finalizar Tu Libro Rápidamente

    ¿Has comenzado a escribir un libro y te sientes estancado? No te preocupes. Es normal. La mayoría de escritores no tienen dedicación completa para un libro y no siempre que tienes un rato para escribir sacas lo mejor de ti. Una frase que seguramente habrás pronunciado es: “Tengo tantas obligaciones que no puedo sentarme a escribir el libro.” Sí, muchas veces será por culpa del tiempo pero otras es por este estancamiento del que queremos ayudarte a salir.

    No se trata de postergación o de miedo. Muchos escritores se sienten atorados cuando ellos no saben cómo continuar, finalizar, publicar y vender aquel libro que será valioso para su audiencia y que está esperando la oportunidad de salir.

    Palibrio quiere compartir contigo dos técnicas que agilizarán este proceso.

    Primero: En vez de quejarte, actúa.

    Si tu libro no se convierte en una de las tres prioridades en tu vida, nunca lo finalizarás.

    Sé realista: ¿Cuántas horas semanales puedes dedicarle a tu libro? Si no puedes dedicarle al menos diez horas, es probable que tu libro nunca vea la luz. Los escritores se desaniman si no avanza su trabajo, por eso escribir tu libro diariamente durante los cinco días de la semana es muy útil. Hazlo, y tómate el fin de semana libre.

    Algunos pasos que te pueden ayudar a escribir diariamente tu obra incluyen:

    • Escribe los capítulos por los cuales te sientas más atraído.
    • Escribe de dos a tres páginas diariamente
    • Finaliza un capítulo antes de seguir adelante.
    • Piensa entre 3 a 6 preguntas por capítulo las cuales consideres interesantes para tus lectores antes de escribir la primera palabra.
    • Lee un libro que te indique cómo se arma un capítulo de una manera fácil.
    • Escribe en tu agenda la actividad relacionada con tu libro que harás cada día.
    • Contacta con un entrenador de escritura quienes suelen tener cursos a distancia de bajo costo. Haz un taller de escritura creativa, asesoría grupal, o escribe artículos acerca del tema que te interese.
    • Escribe la introducción de un capítulo de ejemplo con un "gancho" y un esquema que guíe al lector hacia aquello que es importante.
    • Si tu libro es instructivo, escribe información llamativa de tal manera que tu lector lea todas las páginas y recomiende a otros tu libro.

    Ejemplo:

    Escribe tu intención: Deseo terminar el libro (título del libro) para esta fecha (día, mes y año).

    Afirma: Haré sin falta la actividad que me corresponde diariamente.

    Actúa: Mis actividades correspondientes al día miércoles (día, mes y año):

    • Contactar a un diseñador de portadas para mi libro.
    • Responder interrogantes del capítulo. Por ejemplo,
      • ¿Quién es el personaje clave del capítulo?
      • ¿En qué lugar se va a desarrollar la actividad principal?
      • ¿Cómo uno este capítulo con el siguiente?

    Piensa en los beneficios.

    El truco consiste en terminar aquella actividad que te has propuesto antes de ir a dormir ese día. Si acabas tus tareas completamente, te sentirás confiado y desaparecerá ese sentimiento de culpa.

    Segundo: Escribe Capítulos Rápidos, Bien Organizados y Fáciles de Leer.

    Tus lectores desean solucionar sus problemas, aprender algo nuevo, o simplemente buscan entretenimiento de calidad. Todo lo que necesitas hacer es responder a las inquietudes y preguntas de tus lectores.

    Si tú no satisfaces esas necesidades en cada capítulo, el lector estará confundido pues no hallará el sentido del mismo. Ellos cerrarán tu libro y no se lo recomendarán a nadie.

    Un error común que cometen los escritores de libros es:

    No completar un capítulo con todas sus partes. Cada episodio debería incluir un gancho, la introducción, la parte central y un final que motive al lector a continuar leyendo el siguiente capítulo.

    Cuando te vas por las ramas se pierde el enfoque. Esto supone un reto muy importante para los escritores pero cuando te centras en el tema, escribes mucho más rápido y con un poco de ayuda profesional, puedes llegar al mercado mucho más rápido. ¿El resultado? Más dinero, con el que podrás promocionar mejor tu libro.