EE. UU 1-877-407-5847 | México 01-800-288-2243 | Internacional 1-812-671-9757
  • Nuestro autor destacado del mes es...

    El Pensador

    Es uno de nuestros escritores más fieles, prolíficos y pluridisciplinares. Bajo el seudónimo de El Pensador, nuestro autor destacado del mes de abril, nos explica en esta entrevista cómo transforma los sueños en realidad y los plasma en sus libros. Ya van siete obras publicadas con Palibrio y una cincuentena más esperando a ver la luz. Como ya es marca de la casa, siempre de los géneros más diversos.

    Tres libros sobre diferentes religiones, dos obras basadas en leyendas de terror, un manuscrito de poemas y un ensayo sobre el análisis de la conciencia componen la extensa obra de uno de los escritores más fieles y prolíficos de Palibrio y ahora Autor Destacado, El Pensador.

    Un autor que, pese a tan vasta producción literaria, insiste en firmar sus libros bajo este seudónimo porque, tal y como asegura, “el orgullo es sólo vanidad y la humildad es grandeza”.

    Empezó a publicar con nuestra editorial hace más de un año avalado por la experiencia personal de haber escrito desde joven no sólo libros, sino también composiciones de música y programas de radio. Durante todo este tiempo ha demostrado sus conocimientos en los géneros más variados: “La mente es un mundo de creación y, si la educas, puedes llegar a ser más de lo que eres con tan sólo quererlo”.

    La enseñanza de las religiones

    “En la vida hay muchas fases dormidas y sólo necesitan ser despertadas a la realidad”. Es indudable que nuestro Pensador ha educado su mente sobradamente para transmitir por medio de la escritura las más absolutas verdades que le han sido reveladas, entre ellas, la enseñanza de diversas religiones.

    Así lo demuestran dos de sus obras, La santa cruzada de la salvación y La batalla final, donde el autor se convierte, según sus palabras, en “un maestro de la revelación del infinito”. Aunque ambos libros comparten el objetivo último del escritor de “crear conciencia para que lo venidero no sea tardío”, en el primero el mensaje es directamente inspirado por Jesucristo, “el Maestro de los Maestros” mientras que el segundo se centra en la batalla contra el mal del mundo.

    Aunque también en estrecha relación con la temática religiosa, su última publicación se aleja de la tradición más occidental y de la figura central del Cristianismo, Jesús de Nazaret.

    En esta, Jesucristo es sustituido por los Dioses y Orishas del panteón Yoruba, religión en la cual el autor –quien se denomina a sí mismo “hombre de fe de mente abierta a la mega luz”- ha ejercido de sacerdote durante los últimos años: “La mitología africana es el enlace del pasado con el presente y una guía de caminos que nos identifica con nuestros ancestros en nuestros credos”, detalla el autor a los aún neófitos de esta religión.

    Transformar sueños en realidad

    Religiosidad aparte, El Pensador se ha decidido también a explorar los sueños dormidos de su imaginación con dos de sus otras obras, La niña de las sombras y The killer Jaws –su única producción en inglés-.

    Por un lado, en la primera el escritor explora la frontera entre la vida y la muerte a partir de los acontecimientos que suceden a la niña protagonista y, por el otro inventa en la segunda la terrorífica leyenda del monstruo de un pantano de Florida. Dos claros ejemplos de cómo el autor hace “de sueños realidades, tanto en leyendas como en historias”.

    Sin este componente de leyenda que caracteriza las dos obras anteriores, el ensayo sobre el poder de la mente de otro de sus libros, Lo psicótico. Donde se pierde la realidad, aborda también el mundo que separa la realidad de lo imaginario. Lo hace, no obstante, desde un punto de vista más reflexivo que analiza la frontera entre consciencia e inconsciencia.

    Y quizás su obra más diferente, por lo terrenal y por el género utilizado, es La leyenda de la flor del bosque, un compendio de poemas sobre la musa del autor, “una flor que encontré en pleno invierno en el bosque”.

    Voluntad de dejar legado

    Ya aborden la religión u otros temas, la finalidad última de todas sus obras casa a la perfección con la humildad inherente a este autor autopublicado: “Ser útil a través de compartir y dejar un legado ya que los sueños sin despertar siguen durmientes hasta que no se hacen realidad”.

    Creemos firmemente que nuestro Pensador dejará su legado pero, más allá de esta causa, él ha conseguido ya en el momento presente despertar una reacción “muy satisfactoria y de mucho agrado” por parte de sus lectores. Tales valoraciones positivas no hacen sino alentarlo a engrosar su ya amplia producción literaria. “Tengo más de cincuenta nuevas obras de humor, comedia y mitología esperando a ser publicadas”. ¡Desde el equipo de Palibrio, deseamos que estas vean la luz lo antes posible!