EE. UU 1-877-407-5847 | México 01-800-288-2243 | Internacional 1-812-671-9757
  • Nuestro autor destacado del mes es...

    Masuriel

    ¿Quién da la vez?

    “Hay otra manera de ver las cosas y otra manera de ver la vida. Y hay otra manera de imaginársela y de dibujarla”. El autor de Palibrio, Masuriel, no sólo lo sabe sino que además lo plasma en sus libros ilustrados con un enfoque provocador y vitalista que provoca una amplia sonrisa en los lectores.

    Una sonrisa que nace por el sarcasmo punzante de sus historietas, chistes, chascarrillos y reflexiones –el autor tiene múltiples nombres para designar sus creaciones- que, tal y como explica, no responden a otro estilo que no sea el de “contar la vida” que lo rodea desde su “particular visión”.

    Fruto de esta particular visión son los cinco libros que este autor con seudónimo –prefiere mantener un “relativo anonimato”- ha publicado con nuestra editorial, los ocho completados que vienen en camino y los proyectos de futuro: un libro de chistes blancos dedicado a los niños y una traducción de una parte de sus series al inglés.

    Por su enfoque de ver el mundo, por sus atrevidas publicaciones, por sus trabajadas ilustraciones y por su simpatía, Masuriel es nuestro autor del mes de febrero. ¡Esperemos que disfruten con sus historias!

    Ironía e ilustración, sus herramientas

    Fueron sus años de experiencia en la administración pública los que, en buena medida, forjaron lo que él mismo califica de “enfoque desencantado de la vida”, el cual está a su vez definido por la ironía omnipresente que transpiran todas sus obras.

    Ahora, aunque ya jubilado, el autor mantiene su interés por “recuperar, desde la diversión, los valores positivos que todavía existen”. Y es más, en recuperarlos a través de la lectura. Este reto es el que aborda con éxito en sus cinco libros: No era su día, Librete de muestra, Personajes de bandera, A obedientes no hay quien nos gane y ¿Quién da la vez?

    A medio camino entre las viñetas de prensa críticas con la actualidad y el humor satírico de El Jueves, otra de sus principales herramientas para interpretar el mundo es el dibujo, una técnica que Masuriel domina a la perfección.

    “Creo que una imagen vale más que 999 palabras y lo pongo en ejercicio constantemente”. Sus originales y únicas ilustraciones así lo atestiguan: “A la hora de relatar un hecho o de recordar un viejo chiste yo siempre trato de darles a uno y a otro mi particular forma y mi personal manera de entenderlo o interpretarlo. Y me lo imagino también dibujándolo”, asegura el autor.

    Hasta el momento, la respuesta de su público no puede ser más positiva: “Hay una coincidencia generalizada en decirme que mis libros enganchan, que son muy fáciles de entender y que en cada página se va despertando su interés por seguir con la próxima”. En definitiva, todos coinciden en valorar su extrema originalidad.

    Palibrio, una “puerta abierta a la ilusión”

    Aunque Masuriel llegó a Palibrio por casualidades del destino –un desgraciado accidente le impidió seguir su proceso de publicación con una editorial tradicional radicada en España-, ahora se siente tan satisfecho con la experiencia que, asegura, bendice el día en que llamó a esta puerta: “Palibrio fue una enorme puerta abierta a la esperanza y a la ilusión, que era lo que buscaba y lo que necesitaba”.

    Condiciones económicas y términos del contrato aparte, lo que de verdad sorprendió a Masuriel en su primer contacto con nuestra editorial fue “la seriedad y el trato amable” de sus profesionales. Después de cinco libros publicados, este escritor y dibujante no duda en afirmar: “Palibrio es una empresa que trabaja honestamente y que da una calidad a sus productos realmente encomiable”.