EE. UU 1-877-407-5847 | México 01-800-288-2243 | Internacional 1-812-671-9757
  • Nuestro autor destacado del mes es…

    Lucila Villa

    El dolor puede ser bello si se usan las palabras y los recursos adecuados. Hasta una historia de desamor puede ser hermosa si se sabe poetizar la intrascendencia de su sentimiento primigenio. De ello se ha encargado nuestra autora destacada, Lucila Villa, una profesional de la lengua y la literatura que, después de escribir un didáctico manual de lectoescritura, nos muestra ahora su faceta más poética con ‘Al atardecer todos los gatos se sienten muy solos’.

    Es una amante del ritmo de las letras. La cautivan los trabalenguas y los juegos de palabras destinados al aprendizaje de la lectura y la escritura pero la seducen por igual los poemas de perfecta ejecución rítmica. Lucila Villa ama la lengua y la literatura por encima de todas las cosas y, más aún, si estas van acompañadas de musicalidad.

    Se define como una “maestra preocupada de su quehacer profesional” pero, competencias técnicas aparte, las letras impregnan de tal forma todos los ámbitos de su vida que la misma no podría concebirse sin ellas. Porque es Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica pero también porque se confiesa “sensible” a las necesidades de su país. Y esta sensibilidad pasa por creer fervientemente en una literatura que, junto a la cultura, es capaz de “mover montañas y transformar el espíritu más reacio”.

    Esta ha sido y es su dedicación y así lo ejemplifican sus dos obras publicadas con Palibrio, las cuales la han hecho merecedora de convertirse en autora destacada de nuestra editorial.

    Mientras Manual de estrategias de lectoescritura se plantea como un manual de estrategias para la práctica docente, Al atardecer todos los gatos se sienten muy solos apela directamente al corazón y al sentimiento. De las técnicas de lectura, expresión y redacción, la escritora ha pasado a diseccionar el amor a través del verso libre. Un interesante experimento con el que Villa demuestra su gran versatilidad en el ámbito literario.

    Poetizar el amor

    Asume que “extraños ruidos vecinos, amaneceres y atardeceres en silencio, una cama y varios gatos parecen ser las condiciones mínimas para que surja la poesía”. A ella, el arte poético no le surgió de forma inesperada sino que la ha acompañado desde siempre. Su poemario en español es la pieza definitiva que estaba esperando para someter a juicio sus textos.

    Este recopilatorio poético lo componen escenas que salen de los rituales cotidianos del amor a través de cerca de unas setenta composiciones que destilan, en palabras de la autora, “la rigurosidad y verso fino de Segovia, la musicalidad de Becerra, la contundencia de Carson y la ligereza de Murakami”.

    Define su arte en versos como “poesía contada” porque narra la decadencia del amor pasando por todas sus etapas lógicas: Este se inicia con un acuerdo que llega de noche -“de noche se ama mejor”- donde la pareja protagonista imita la escena de amor de su película favorita y termina con una advertencia que pone punto y final a la relación, “ya no entres, cancelé mi sueño mientras dormía”.

    Un mundo de “versos libres pulidos pero rigurosos y voces líricas femeninas y masculinas” a los cuales Villa añade un recurso literario que domina a la perfección, las imágenes. Son estos cuidados símbolos los que nos guían a través del declive de la relación: “De cuando las buganvillas en agua bastaban para hacernos un jardín” –texto con el que la autora cita a Gloria Gervitz- al “Bastará solo eso… Y aquel café que una mañana me serviste temblando”.

    Y en el trasfondo de toda expresión, siempre, “la intrascendencia del amor”.

    Un trabajo didáctico y colaborativo

    Sus estudios literarios le proporcionaron a la autora la base para la redacción de su obra más didáctica, Manual de estrategias de lectoescritura, un libro colaborativo con su hermana, también de formación de letras.

    Destinado a docentes de alumnos de secundaria, preparatoria y universidad, el libro está compuesto por 40 ejercicios prácticos clasificados en base a estrategias de expresión escrita, oral, oral y escrita o comprensión lectora.

    Se trata de ejercicios que las coautoras han escogido por las experiencias de éxito que les habían aportado con sus estudiantes pero a los cuales han añadido novedades didácticas que convierten el libro en una guía extremadamente “práctica, compacta y de fácil uso”. Tal y como apunta Villa, “provee de materiales sin necesidad de teorizar sobre ningún tópico. Son estrategias de uso inmediato”.

    Entre algunas de estas tácticas, se cuentan las favoritas de la escritora, “los trabalenguas y secuencias locas” pero los educadores encontrarán también ejercicios para practicar la comunicación interpersonal, redactar diálogos con verbos de difícil conjugación, clasificar las categorías, sintetizar los argumentos de un texto, colocar los signos de puntuación o reforzar el vocabulario y creatividad lingüística, entre muchos otros. Todos estructurados para una óptima práctica docente: Competencia, objetivo, desarrollo, materiales, número de participantes, tiempo aproximado y público al que va dirigido.

    El valor de “la libertad de acción”

    Se define como analítica y observadora, cualidades indispensables para la poesía, pero la escritora es también un claro ejemplo de cómo el trabajo duro con las letras puede dar sus frutos. Por este motivo, anima al resto de autores a publicar y a sacar partido de “la libertad de acción” que las editoriales de autopublicación como Palibrio ofrecen a sus creadores.

    Ella nos conoció gracias a la recomendación de una amiga pero decidió lanzarse a la aventura al conocer la “excelente comercialización” que le proponíamos. Y aunque del proceso de edición de ambas obras valora ante todo “la disponibilidad y el servicio” de nuestros asesores, no se aventura aún a una próxima publicación hasta que no haya promovido las anteriores. Por su experiencia profesional y la calidad expresiva de sus textos, estamos convencidos que el éxito acompañará a Lucila. ¡Felicidades!